MI HISTORIA

THE GREEN LAB. 

Mi nombre es Marta, y quiero contarte como hice realidad mi sueño.

«The Green Lab.» nació en mi casa.
Soy una persona curiosa e inquieta y desde hace años busco la esencia natural de las cosas que me rodean. Quizás esta forma de ver la vida me llevó a preguntarme si estaba utilizando los cosméticos adecuados, ya que mi piel es sensible y reactiva. Por casualidades del destino, cayó en mis manos un libro que hablaba sobre las bases de la cosmética natural y comprendí que tenía que tomar un nuevo rumbo para cuidar mi piel. Empecé a trabajar sobre una nueva forma de enfocar la cosmética, y ya veis, mi curiosidad me ha traído hasta aquí. 

Hice un pequeño hueco en mi vida para balanzas, pipetas y envases y durante los últimos cinco años, fui dando forma a la esencia de lo que quería construir y aprendí a formular y a entender las bondades de los distintos ingredientes. Los fui probando en mi piel, que cambió radicalmente. Y también en las de mi familia y amigas que me estimularon para seguir adelante. 

Entonces pensé que debía compartir mi experiencia con más gente y ayudarles a descubrir las ventajas de utilizar una cosmética basada el poder de la naturaleza. 

Los productos The Green Lab. dan respuesta a mis tres grandes preocupaciones: 

-Una cosmética de verdad, con materia prima de primera calidad, respetuosas con el medio ambiente y compatible con las necesidades de la mayoría de las pieles.

La eficacia de un cosmético empieza por su composición. De ahí mi insistencia en trabajar con principios activos naturales y aceites vegetales y esenciales. He descubierto las fabulosas propiedades de estos aceites y de cómo actúan sus potentes principios sobre nuestra piel. 

Una cosmética funcional y versátil, productos que con un solo uso consiguieran varias acciones a la vez. Se acabó el acumular miles de productos para tu rutina facial… La gran diferencia de los productos de THE GREEN LAB. con el resto de líneas cosméticas es que la mayoría de nuestros productos realizan 2 funciones en 1. Se trata simplificar tu neceser diario reduciendo el consumo de varios productos y aprovechando formulas versátiles que están destinadas a ahorrar parte de nuestro valioso tiempo.

-Una cosmética que nos sirva como base de nuestra línea de tratamiento diario, y que después de un tiempo de uso frecuente la piel siga sintiéndose como el primer día. El objetivo es acabar con la sensación de tirantez y sequedad que muchos cosméticos nos provocan tras un largo uso. Yo he conseguido que mi piel permanezca hidratada y jugosa durante todo el día, mi piel respira… 

… Por todo ello, vas a encontrar una línea de productos con activos que trabajan a fondo los principales problemas de nuestra piel: toxicidad, falta de hidratación, rojeces, sensibilidad, sequedad… Se trata de una producción artesanal, seleccionada, de origen ecológico y realizada en España. Con todos estos parámetros empezamos a producir, con mucha ilusión y esfuerzo para mostraros que otra cosmética natural diaria es posible.

Espero que a vosotras os ayuden tanto como a mí.

Marta